¿Conoces el periodo de la ITV para motos de 125? Descubre cuándo debes pasarla para mantener tu moto en regla

Cada cuándo pasa la ITV una moto de 125

Si eres propietario de una moto de 125cc, es importante tener en cuenta que, al igual que cualquier otro vehículo, tienes la responsabilidad de asegurarte de que tu moto esté en condiciones seguras y legales para circular por las vías públicas. Una de las medidas necesarias para garantizar esto es someter a tu moto a la Inspección Técnica de Vehículos, también conocida como ITV. Pero, ¿cada cuánto tiempo debes pasar la ITV?

En primer lugar, es vital comprender qué es exactamente la ITV y por qué es mandatoria. La ITV es un proceso de inspección periódica que evalúa el estado general de tu vehículo y verifica que cumple con los requisitos legales establecidos para garantizar la seguridad y protección del conductor, pasajeros y otros usuarios de la vía.

La frecuencia con la que debes pasar la ITV puede variar dependiendo del tipo de vehículo y la cilindrada de tu moto. En el caso de las motos de 125cc, las regulaciones establecen que la primera ITV se debe realizar cuando el vehículo cumpla los 4 años desde su primera matriculación. A partir de ese momento, la siguiente ITV deberá hacerse cada 2 años.

Es importante tener en cuenta que la fecha de inicio del plazo de 4 años puede no ser necesariamente la fecha en que compraste la moto. La primera matriculación se refiere a la fecha en que se registró oficialmente el vehículo ante las autoridades correspondientes. Si compras una moto de segunda mano, es posible que ya haya pasado la primera ITV, por lo que debes verificar la fecha para asegurarte de cumplir con las regulaciones.

Una vez que hayas pasado la primera ITV, recuerda marcar la fecha en tu calendario para no olvidar cuándo es el momento de volver a realizarla. No cumplir con los plazos establecidos puede resultar en sanciones administrativas e incluso la prohibición de circular con tu moto.

Durante la inspección, se verificarán diferentes aspectos de tu moto, incluyendo el sistema de frenado, la iluminación, los neumáticos, los sistemas de dirección y suspensión, entre otros elementos de seguridad. También se evaluará la emisión de gases contaminantes.

Si tu moto pasa con éxito la ITV, recibirás un certificado que acredita que tu vehículo cumple con los estándares establecidos por la legislación vigente. En caso de que se encuentren defectos o elementos que incumplan las normativas, se te proporcionará un informe detallado con las irregularidades encontradas, y tendrás un plazo determinado para solucionarlos y repetir la inspección.

Recuerda que, además de cumplir con la ITV periódica, es fundamental mantener tu moto en óptimas condiciones en todo momento. Realizar revisiones periódicas, cambiar el aceite, revisar la presión de los neumáticos y realizar un mantenimiento general adecuado contribuirá a garantizar tu seguridad y prolongar la vida útil de tu moto.

En conclusión, una moto de 125cc debe pasar la ITV por primera vez después de 4 años desde su matriculación, y posteriormente, cada dos años. La ITV es fundamental para garantizar la seguridad vial y asegurarse de que tu moto cumple con los estándares de seguridad y emisiones establecidos por la ley. Recuerda estar atento a los plazos establecidos y mantener tu moto en buen estado en todo momento.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir